Boletin

Construir comunidad en un mundo intercultural

Presentación Boletín 165

Del 5 al 11 de noviembre de 2017 se ha desarrollado en Manila (Filipinas) el encuentro del Consejo de las Delegadas de la Unión Internacional de las Superioras Generales con el tema: Construir comunidad en un mundo intercultural.

En este número del Boletín hemos querido ofrecer, a raíz del encuentro de Manila, reflexiones que nos ayuden a acoger el desafío de la interculturalidad como un don y una oportunidad para testimoniar el Evangelio de la misericordia y de la inclusión en un mundo cada vez más fracturado; pero hay también un desafío a “aprender” la interculturalidad en nuestras propias comunidades y congregaciones, a través de la formación, la comunicación, la inculturación del propio carisma, la construcción de comunidad intercultural.

Como dijo la presidenta de la UISG, la Hna. Carmen Sammut, MSOLA, en su discurso de apertura en Manila: “Construir comunidad, concretamente comunidad intercultural requiere trabajo duro y constante. No podemos darlo por descontado, solo porque nos hayan puesto juntas. Necesitamos tiempo para conocernos, para escucharnos, hablar, respondernos una a la otra, para permitir que las diferencias se conviertan en dones y no obstáculos a nuestra unidad. Todo esto nos pide un corazón, una mente y una voluntad profundamente radicadas en el misterio de un Dios compasivo”.

Sr. Nathalie Becquart, Xavière
El Sínodo 2018 sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento de las vocaciones”:
¡Una fuerte llamada para nuestras congregaciones religiosas!
Uno de los grandes desafíos de hoy es “Vocacionalizar” a toda la Iglesia con un planteamiento justo y amplio de la vocación verdaderamente arraigada en la eclesiología del Vaticano II. Por lo tanto, estamos invitadas a servir la vida como vocación en esta Iglesia plural contribuyendo a una sinergia y sinfonía de las vocaciones en una dinámica de comunión. La cuestión de los jóvenes y de las vocaciones planteadas por el Sínodo 2018 me parece, pues, constituir una llamada fuerte a nuestras congregaciones religiosas, llamada a “sentir con la iglesia” y siempre ampliar la mirada para “salir” de sí mismos y caminar con otros, en comunión con todo el pueblo de Dios, laicos, consagrados, pastores. Todos, discípulos misioneros al servicio de una misma misión de anuncio de la alegría del Evangelio, sean cuales sean nuestras vocaciones propias, estamos llamados a encontrar cada vez más las formas de colaboración en una interacción y una reciprocidad fecundas. Tratando juntos de promover todas las vocaciones, podremos promover cada vocación.

P. Mark Weber, SVD
El discernimiento vocacional en un mundo intercultural
Vivimos, sin lugar a dudas, en un mundo multicultural debido a la inmigración y a la globalización, y nuestros jóvenes han sido formados por él; pero en ese mundo ¿son capaces de discernir la voluntad de Dios? ¿Cómo? ¿Están preparados para vivir en ese mundo y comprometerse en ese mundo?
¿Cómo discernimos si un candidato tiene capacidad para vivir y trabajar interculturalmente? y ¿cómo podemos ayudarlo/a a crecer en competencia intercultural? Vamos a mirar el conocimiento, las actitudes y las habilidades necesarias en todas las áreas o “pilares” de lo que llamamos “formación integral”.

Patrizia Morgante
Comunicar para construir una comunidad global
Hay una sed de belleza y de verdad en el mundo digital: que mejor que una religiosa puede encontrar esta sed, dejarse tocar y responder. Quizás debemos solo aprender a hacerlo de modo distinto. La red no responde a la lógica vertical y jerárquica típica del mundo religioso. Debemos aprender a ser uno entre tantos, pero sin renunciar nunca a nuestra palabra evangélica; no ser un intruso, ni moralista, ni juez. La red nos echa fuera si queremos imponer; simplemente no nos sigue. La credibilidad no se da por descontado, debemos ganárnosla. Si queremos estar dentro debemos aceptar y estimular la auténtica confrontación.

Hna. Simona Brambilla, MC
Inculturación Carismática – Caminos en acto
Un carisma que no sabe inculturarse está muerto o a punto de morir, enfermo de parada cardio-circulatoria, asfixiante, como una tortuga a la que se le impida mirar fuera de su caparazón. Un carisma que no se exponga a las provocaciones de las diversas culturas, que no sepa “aprender la lengua” de otros mundos enloquece, como la tortuga a la que se le impone reprimir su naturaleza de caminante. Sí, porque la naturaleza de un carisma, aunque es eclesial, es en sí misionero y necesita moverse, peregrino, encontrarse con otras expresiones del Espíritu que danzan en el mundo. De estos encuentros, el carisma sale regenerado, reforzado, crecido, multiplicado, fecundo, variopinto, y siempre más él mismo, vigoroso, refinado, purificado, capaz de restituir a la congregación nueva vida y nuevas perspectivas.

Hna. Christine Burke, IBVM
¡Comunidad intercultural, la realidad!
En comunidades comprensivas, la comprensión puede crecer. En un mundo cada vez más necesitado de brazos abiertos y amplios horizontes, quizás esta es una de las plataformas más proféticas que los religiosos pueden ocupar en nuestro mundo. Las instituciones no serán por mucho más tiempo las que ahora manejamos. Es lo que somos cuando permitimos a Dios trabajar a través de nuestras luchas para ayudarnos a ser mujeres de libertad, justicia e integridad, alcanzando con la mente y el corazón abiertos a aprender, atreviéndose a creer que el Evangelio trabaja y desafía toda cultura.

Hna. Simona Brambilla, MC – Inculturación Carismática – Caminos en acto

Archivo

*****

El BOLETIN UISG ofrece a las Superioras Generales y a las comunidades inscritas, reflexiones sobre la vida religiosa basadas en la Sagrada Escritura, la Teología y la Espiritualidad.

Se esfuerza también por lograr una mayor comprensión de la vida religiosa en su desarrollo a través del mundo de hoy.

El Boletín se publica tres veces al año en siete lenguas: Alemán, Español, Francés, Holandés, Inglés, Italiano, y Portugués. Se envía regularmente a todas las Superioras Generales, que son miembros de derecho de la Unión, y también a las personas, asociaciones y organismos inscritos.

En la cuota anual de miembro de la UISG está incluida la subscripción anual al Boletín UISG en la lengua solicitada por la Superiora General.

Para recibir más ejemplares para la Superiora General, o para realizar nuevas subscripciones para la Congregación en el mundo o una nueva subscripción para NO Superioras Generales, es necesario escribir a: bollettino@uisg.org

COSTE DE UNA ÚNICA SUBSCRIPCIÓN
Europa 50 U$ or 45 Euro
Otros países 60 U$ or 50 Euro

Pago

Los artículos publicados en el BOLETIN UISG pueden ser reproducidos siempre que se indique la procedencia y con la autorización de la Secretaria Ejecutiva o de la Responsable del Boletín.

Para informaciones contactar:
Antonietta Rauti – Responsable Boletín UISG
Piazza di Ponte Sant’Angelo, 28 – 00186 Roma – Italia
bollettino@uisg.org – + 39 06 684002 32