VIDA CONSAGRADA Y DERECHO CANÓNICO: boletín de la UISG

VIDA CONSAGRADA Y DERECHO CANÓNICO

Introducción al Boletín 162

En el año 2015 la UISG instituyó el Consejo Internacional de Derecho Canónico (CLC) compuesto por religiosas expertas en Derecho Canónico procedentes de diversas zonas geográficas.

Las religiosas son las siguientes: Hna. Mary Wright, IBVM (Australia); Hna. Marjory Gallagher, SC (Canadá), que lamentablemente falleció el pasado noviembre de 2016; Hna. Mary Gerard Nwagwu, DMMM (Nigeria); Hna. Licia Puthuparambil, SMI (India) y Hna. Tiziana Merletti, SFP (Italia).

Los motivos que suscitaron su creación al Consejo Directivo de la UISG son varios. Principalmente, la necesidad de identificar canonistas que pudieran aconsejar a las Superioras Generales y a las superioras mayores sobre las cuestiones que pudieran surgir en el contexto de la vida religiosa femenina.

En mucha partes del mundo, de hecho, las religiosas que obtienen títulos a nivel de máster y doctorado en Teología, Sagrada Escritura y Derecho Canónico resultan invisibles cuando retornan a sus congregaciones. Incluso si bien contribuyen con una aportación extraordinaria a nivel interno en sus respectivas congregaciones, permanecen desconocidas a los otros. Es decir, cuando las Superioras Generales buscan un asesoramiento canónico, casi siempre el canonista local es un sacerdote diocesano con poca o ninguna experiencia sobre la vida religiosa femenina. El apoyo de una asesoría canónica adecuada es esencial, especialmente en las zonas donde la vida religiosa está creciendo rápidamente.

Los objetivos del Consejo Internacional de Derecho Canónico son los siguientes:
1. Buscar diversos modos para ofrecer un servicio canónico a las Superioras Generales.
2. Crear una red mundial de mujeres religiosas canonistas que estén a disposición para aconsejar a las Superioras Generales en diversas partes del mundo.
3. Ofrecer talleres u otras oportunidades de instrucción para fortalecer la competencia canónica entre las religiosas.

Desde el año 2015 hasta el día de hoy la asesoría canónica se ha ofrecido a muchas Superioras Generales a través de encuentros, llamadas telefónicas y contactos por correo electrónico. En diciembre del año 2015 en Nemi tuvo lugar un seminario para 40 religiosas canonistas y en mayo de 2016 se desarrolló un Taller de Derecho Canónico. El primer Taller sobre la Reconfiguración fue organizado por el Consejo de las Canonistas en noviembre de 2016 en Roma y el segundo, en enero de 2017 también en Roma. Por último, se han realizado dos talleres de Derecho Canónico en Nairobi (Kenia) del 20 al 26 de febrero de 2017. Otros eventos están ya programados; para más información al respecto puede consultarse la página web de la UISG (www.uisg.org). (Talleres de Derecho Canónico)

En este número del Boletín queremos publicar algunas reflexiones que se han presentado a los participantes de los diversos talleres de Derecho Canónico organizados por la UISG, para permitir a todas las Superioras Generales, sobre todo a las que no han participado, poder aprovecharlos.

La Hna. Simona Paolini ha presentado su reflexión sobre la Responsabilidad del Liderazgo a los participantes del Taller de Derecho Canónico sobre la Reconfiguración (UISG, noviembre 2016). Hoy se exige al liderazgo moverse entre la autonomía y la obediencia, para hacer fecundo el propio carisma, mediante opciones y aplicaciones proféticas, con un estilo renovado, que la Iglesia misma nos sugiere en el camino actual.

La Hna. Mary Gerard Nwuagwu ha afrontado con las participantes en el Seminario de Derecho Canónico (UISG, mayo 2016) el difícil tema de la Disciplina en el interior de los Institutos de Vida Consagrada. En su reflexión, partiendo de las normas de disciplina especificadas en el Derecho Canónico de la Iglesia, la Hna. Mary Gerard analiza detalladamente los tres ámbitos de la vida religiosa en los cuales las cuestiones de disciplina se convierten frecuentemente en problemáticas: los votos, la vida comunitaria y el apostolado.

La Hna. Mary Wright ha desarrollado su reflexión a partir de un documento preparado para el Seminario de Derecho Canónico (UISG, mayo 2016) sobre el tema de la Separación de un Instituto de Vida Consagrada. La adhesión a un Instituto de Vida Consagrada comporta el compromiso tanto público como privado de seguir a Cristo más de cerca, en una específica vida comunitaria. La separación del Instituto, sea cual sea el motivo, es una interrupción, o al menos una alteración, de este compromiso. El Derecho Canónico prevé procesos para estas circunstancias excepcionales, de modo que los derechos y las obligaciones recíprocas entre el Instituto y la persona que se separa de él puedan ser tutelados para el bien común.

El texto de la Hna. Chineaka C. Ezeani que cierra este Boletín nos ayuda a reflexionar sobre un aspecto crucial y delicado del servicio de la formación a la vida religiosa: el proceso de discernimiento relacionado con la separación de un miembro del Instituto. La persona que se separa de la congregación vive un momento muy difícil, que exige particular sensibilidad y empatía por parte del formador. Un acompañamiento empático es absolutamente necesario, para permanecer evangélicamente al lado de esta persona que deja el Instituto y para sostenerla en un momento vulnerable de su vida.

Archivo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *