World day of Refugee 2020: testimonio de la Hna Carmen Bandeo

World day of Refugee 2020: testimonio de la Hna Carmen Bandeo

JRS-UISG Initiative

Buenos días ! Muchas gracias por esta invitación a compartir con ustedes , a ser un poco eco de nuestra comunidad JRS Grecia.

Esquema general : Mi compartir ha girar en torno a 4 puntos : Introducción de nuestra comunidad, Presentación del JRS Grecia, Situación general en Grecia y Nuestra experiencia y desafíos. Quiero sencllamente ofrecer una visión general , así podemos tener mas tiempo para un dialogo al final.

  1. Introducción de nuestra comunidad : Somos una comunidad de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo. Es proyecto de las provincias europeas, que surgió a fines del 2016 y se concreto en mayo del 2017. Le llamamos “comunidad en movimiento”, para ir donde nos necesiten! Queremos ser       presencia, una comunidad SSpS contemplativa y compasiva en Grecia, que esté al servicio de los refugiados y excluidos. Ser una casa abierta, especialmente, para aquellos que trabajan con los refugiados y solicitantes de asilo. Hasta marzo eramos 5 hermanas: Ada, Preethi, Ewa, Viktoria y yo.

 

  1. Presentación del JRS Grecia:

El JRS Grecia, nació en noviembre del 2015, intentando dar una mano durante la crisis . Como siempre los servicios que se ofrecen son llevados a cabo por el personal fijo (staff) y un grupo de voluntarios ( Nosotras las hermanas somos parte de esa comunidad de voluntarios) .

Los proyectos que llevamos adelante:

Centro de Integración social Pedro Arrupe : donde se brinda apoyo a niños- adolescentes refugiados, inmigrantes y/o griegos sin distinción, sobretodo en edad escolar y sus familias.

Magistories, es nuestro objetivo promover la integración a través de un programa de Educacional no formal : clases de griego, otros idiomas, CV, computación etc. para jóvenes y adultos. También es un espacio seguro donde llevamos adelante actividades para los niños: arte, ingles, matemáticas , juegos etc.

Centro diurno para mujeres y niños: Buscamos empoderar a las mujeres refugiadas y/o solicitantes de asilo, ofreciendo asistencia social, medica, distintos talleres, la posibilidad de un espacio seguro donde tomar una ducha, lavar sus ropas, beber un te!

Magazi, palabra griega para designar un almacén. Allí pueden adquirir gratis ropa, artículos para la casa, juguetes etc.

Tea time: es un espacio donde pueden socializar , intercambiar información, jugar mientras beben una taza de café o te. Dos días a la semana para los varones y dos días para las mujeres.

Una de nuestras hermanas es enfermera, por lo cual es imposible no brindar un consejo sobre salud cuando nos consultan. Siempre recurriendo a plantas y remedios naturales o masajes, que lo hacen mas accesible a nuestra gente y muchas veces los vuelve a conectar con las practicas de sus países de origen.

 

En todos nuestros proyectos trabajamos en colaboración con otras instituciones: como Caritas, otras ONG, otras congregaciones como ser las Misioneras de la Caridad. Y desde esa colaboración aportamos nuestro grano de arena para mejorar la difícil situación que se vive .

Yo diría que hemos conformado una comunidad ( personal y voluntarios) de servicio , en la cual se van incorporando solicitantes de asilo- refugiados y juntos llevamos adelante la obra.

 

  1. Situación general en Grecia

Las políticas del gobierno: La construcción de Centros de acogida cerrados, que ha tenido y aun tiene mucha oposición de parte de la población local.

La conclusión de una fase del programa de ayuda y alojamiento financiado por la EU y gestionados a través de la ACNUR Y OIM: lo que significa que casi 11000 personas deben dejar sus viviendas para dar lugar a un nuevo grupo, que ha de ser transferido desde las islas. Esto en si es lógico y existe un programa que intenta dar un apoyo, pero estructuralmente no están dadas las condiciones para una adecuada transición, mucha de esta gente irá a vivir en la calle. Situación que en estos días se ve acrecentada, en palabras de la directora del JRS Grecia : estamos volviendo al 2015/2016.

Toda la tensión y violencia que se vive por las relaciones con el gobierno turco, la manipulación de vidas humanas en la frontera norte, la llegada de nuevas personas a las ya congestionadas islas.

Para mencionar a grandes rasgos algunas de las cuestiones que se viven en Grecia ( pueden leer en los periódicos internacionales o en las ediciones en ingles de los periódicos griegos.) No quiero entrar a discutir en profundidad el origen y consecuencias de toda esta compleja situación, que va mas allá de Grecia y toca a toda la Unión Europea.

 

Quisiera destacar, nosotras nos encontramos a diario con personas! que sufren las consecuencias de todo esto. Y tienen un rostro, tienen una historia, tienes sueños , esperanzas, defectos como cualquiera de nosotros.

Durante el tiempo de la cuarentena forzada por el Covid 19, como en muchos los lugares se vivió el cierre de prácticamente todos los servicios y las restricciones en los desplazamientos, mucha de nuestra gente vivo el confinamiento en los campos. Esto, como ya sabemos no es lo mismo en una casa que cuenta con un jardín o un departamento con los servicios de agua, electricidad, Internet etc. A el vivir en las carpas o contenedores de los campamentos, con un acceso muy limitado o no existente al agua, sanitarios, electricidad, Internet etc. Mucha de nuestra gente vive en las calles o asentamientos.

Permanecieron abiertos aquellos servicios indispensables: Supermercados, farmacias, hospitales… Todas las instituciones y/o ONG se vieron obligadas a cerrar sus puertas y re-inventar “ su presencia y forma de ayuda” entre los mas necesitados. Muchas lo lograron , otras debieron cerrar sus puertas y esperar, conservando abierta la comunicación vía telefónica con su gente.

Muchos de los refugiados y solicitantes de asilo cuentan con el apoyo de una carta de crédito (cashcard ) que les permite retirar una suma de dinero en efectivo. A muchos de ellos no les fue posible utilizarla por distintas razones: el gobierno no deposito el dinero, no se encontraban los cajeros automáticos habilitados… Y esto incide en lo mas elemental: hay gente que no puede adquirir los alimentos necesarios!

Una de las primeras medidas del Gobierno (quien actuó con rapidez y esto hay que reconocerlo, es una de los factores que contribuyeron al bajo número de casos y muertes en el país) fue el cierre de las escuelas. Se inició todo un ciclo de clases “on line”, con gran esfuerzo de muchos maestros y directivos. Pero que al igual que en muchos países puso en evidencia las disparidades sociales que atraviesan la sociedad griega. Una de las grandes dificultades fue el acceso a esas clases de parte de los niños refugiados y solicitantes de asilo residentes en campos, hoteles y apartamentos … por la complejidad del proceso, por la falta de Internet, electricidad o el simple hecho de contar solo con un móvil por familia. Cabe destacar que este problema también lo enfrentaron los niños griegos de una clase social mas pobre y los hijos de inmigrantes.

Tanto en este campo, como en el de la salud y de la alimentación es importante reconocer la creatividad y el esfuerzo de muchas ONG que buscaron la forma de ayudar y suplir dentro de sus posibilidades las carencias. ACNUR y OIM ofrecieron su ayuda dentro de su competencia.

Cabe mencionar otra realidad que esta presente y de la que se habla poco: en las calles de Atenas se puede encontrar mucha gente sin hogar, entre ellos un grupo numeroso de drogadictos. Son griegos, son inmigrantes, son refugiados todos unidos por el triste vinculo del consumo de drogas y sus consecuencias. Existe un mercado ilegal de drogas baratas (de muy baja calidad y por lo tanto muy peligrosas) en el que muchos jóvenes refugiados caen victimas de la desesperanza, la necesidad de dinero. Muchos las consumen y muchos son utilizados por los traficantes.

Se puede resumir en pocas palabras: la precariedad en la que vivían los refugiados antes del Covid 19, tanto en los campamentos como los refugiados urbanos se acentuó !

 

  1. Nuestra experiencia – Nuestros desafíos.

Toda esta situación anterior al Covid 19 y la actual, nos forzó a desarrollar la imaginación y activar la creatividad. Nuestros proyectos, cada uno respetando sus propias características ha buscado la forma de continuar brindando ayuda, obedeciendo las reglas impuestas por el gobierno.

Durante el tiempo de la cuarentena obligatoria se continuo brindando asistencia e información a quienes lo solicitaban por vía telefónica; publicamos en la pagina de Facebook las clases para que nuestros alumnos pudieran continuar estudiando (videos y algunos materiales)

En cuanto se normalizo la situación, abrimos nuevamente nuestras puertas en el Magazi, para la distribución de ropas y otros artículos de higiene personal . El Centro diurno para mujeres y niños ( que si bien no puede continuar con todos los talleres , si puede ofrecer las duchas y el lavado de la ropa , que para las mujeres es importante), las clases en Magistories y el Centro Arrupe. El espacio físico donde se desarrollaba el proyecto Tea Time, no puede ser abierto, ha sido reemplazado por las “ Canastas de comida” a familias en necesidad.

El grupo mas afectado es el de los niños, para quienes la escuela y las actividades que las ONG brindaban constituyen un espacio seguro , donde salvando muchas limitaciones, se les permite ser niños ! Y esto ahora se ve limitado, exigiendo de nosotras creatividad para poder encontrarlos, jugar con ellos en los parques y plazas, preparar juguetes no solo ropa o comida!

Al no estar tanto tiempo dentro de la estructura donde desarrollábamos las actividades, hay mas tiempo para sentarse y escuchar sus historias… hemos ganado en calidad en el tiempo que pasamos junto a ellos. Las relaciones se profundizan, nos permiten entrar mas en su mundo !!

***Cuando me solicitaron una foto para esta presentación, buscando, escogí estas 2 fotografías. En las dos hay un elemento común: estamos en torno a una mesa. En las dos el lugar es la cocina: la cocina de la casa donde viven los voluntarios que trabajan con JRS Grecia, la otra en la cocina de nuestra comunidad. En ambas estamos algunas de las hermanas, con refugiados y voluntarios. Las escogí, por que representan mi experiencia en Grecia.

Como lo expresara una voluntaria , la cocina es acogedora, invita al dialogo y al compartir. A mi personalmente los proyectos y las vivencias en Grecia, me ofrecen la posibilidad de compartir la vida de estas personas en lo cotidiano. Muchas veces creemos que ayudar a los refugiados/ solicitantes de asilo es hacerlo a través de los gestos heroicos que se ven en la TV o aparecen en los periódicos, y que son necesarios e importantes!!! Pero olvidamos que la vida esta llena de pequeños gestos cotidianos que te hacen sentir “humano” : una sonrisa, responder mil veces a la misma pregunta con paciencia, darse cuenta que hoy viste algo diferente y elogiarlo, curar una herida y después con una sonrisa pero con la misma formalidad atender al minusculo corte en el dedo en una niña (quien al ver que el adulto salia con un vendaje , ella también lo quería) , darle un consejo para el viaje (aunque sepamos que el intento es por la vía ilegal), aceptar sus elogios y/opiniones sobre tus vestidos o aceptarle un dulce. Incluso tener que advertirles sobre algo mal hecho o corregir errores…esa cercanía que te permite conocerlos y aceptarlos con todas sus imperfecciones y esperanzas.

Es en lo cotidiano donde se construye la vida y en donde puedo devolverle su dignidad como persona, dignidad que a lo largo de todo su camino por llegar a estas tierras , se la han quitado. Muchos de ellos no quieren ser llamados “refugiados”, pues son en definitiva mujeres y varones , personas concretas con una historia y un sueño por realizar.

Al iniciar mi servicio como voluntaria en el Centro Arrupe en Roma, sentía que cada gesto contaba y era importante, que mi presencia ayudaba a brindarles esperanza. En Atenas , comprendí que la esperanza estuvo y esta presente en sus corazones, yo simplemente al acompañar su camino ayudo a sostenerla, es algo así como … que su esperanza es una hoguera y yo acerco un pedacito de leño para mantenerla encendida. ( Y aquí quiero agregar otro elemento de importancia, para mantener su esperanza debo hacer escuchar sus voces en las esferas internacionales, el advocacy!)

Como comunidad religiosa nuestra vida es como una constante liturgia, donde ponemos en manos de Dios nuestras vidas, la de ellos, la pobreza y a veces la impotencia de no poder ayudar como quisiéramos hacerlo y nuestro buen Dios nos renueva y nos vuelve a enviar junto a ellos.

Muchas gracias! Contamos con vuestro apoyo y oración

 

Carmen Elisa ssps

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *